Volkswagen Escarabajo | Su primer millón

Hace 65 años salió de la línea de producción la unidad 1.000.000 del Volkswagen Escarabajo. Este acontecimiento tuvo lugar en la fábrica de Wolfsburg, un lejano 5 de agosto de 1955, y el citado ejemplar fue engalanado con pintura de oro e incrustaciones de diamantes en la carrocería.

Por Leonardo Pacheco / Fotos Newspress – Volkswagen 

La historia del Volkswagen Type 1, el querido Escarabajo, es ampliamente conocida, porque se trata de un ejemplar icónico que, al igual que lo hicieron el Ford T, el Citroën 2CV y el Mini Cooper, se encargó de realizar una valiosa contribución a la sociedad y abrirle las puertas de la automoción a las grandes masas; gracias a su aporte el automóvil dejó de ser un bien solo reservado a los más pudientes.

El 6 de mayo de 1938 el “auto del pueblo” fue presentado ante el público alemán, una creación del ingeniero Ferdinand Porsche que recibió el apoyo irrestricto del partido Nazi, más precisamente de Adolf Hitler. Ese automóvil se denominó KDF, “Kraft durch Freude” (Fuerza a través de la alegría), un apelativo esperanzador y que en nada presagiaba la enorme tragedia que se desataría dentro de unos pocos meses… en Europa y el resto del mundo.

En diciembre de 1945, cuando aún los terrores del conflicto bélico estaban frescos en la retina, sale de la línea de producción el primer Volkswagen KDF de la posguerra, aunque a partir de ese momento su nombre había sido reemplazado por Beetle (Escarabajo); por su redondeado diseño exterior ese apelativo le calzaba muy bien.

El proyecto fue retomado por el Ministerio de Producción Industrial francés, bajo las restricciones impuestas a Alemania, entidad que recién en 1948 comienza a declarar un número exacto de unidades producidas, retraso que generó cierta confusión en la cronología del modelo. Tiempo después la administración aliada se retira de Alemania y la nación teutona vuelve a encargarse del Beetle.

Y así esta inmortal creación de Volkswagen siguió activa por 65 años, llegando a sumar más de 22 millones de unidades puestas en las calles del mundo, hasta que en 2003 se escribe el final de esta historia, cuando desde la fábrica de Puebla (México) egresa la última unidad del Escarabajo luciendo su diseño original; el New Beetle comenzó a reemplazarlo desde 1998 pero debió compartir el escenario con su afamado ancestro.

Pero en esta crónica lo que queremos destacar es que fue precisamente el 5 de agosto de 1955 cuando egresa de la línea de producción la unidad 1.000.000 de este connotado automóvil. Este hito se registró en la planta de Wolfsburg (Alemania), y para identificar a este valioso Escarabajo se le pintó con un pigmento mezclado con oro y se le incrustaron diamantes en puntos estratégicos de la carrocería… es una pieza de colección.