JMC Vigus Work | El fortachón de la familia

Es cierto que las camionetas han evolucionado hasta el punto de convertirse en vehículos multipropósito, que sirven a la familia e incluso a los amantes de las aventuras fuera del asfalto. Pero no debemos olvidar su principal objetivo, que es el trabajo, asunto que esta nueva variante de la JMC Vigus se encarga de revalidar.

Por Leonardo Pacheco / Fotos Prensa JMC    

El mercado automotor chileno cuenta con una nutrida gama de camionetas mide size, que son los ejemplares capaces de transportar algo más de media tonelada dentro de su caja trasera, y cuyo tamaño es mucho más razonable que, por ejemplo, el de una Ford F-150; en el caso de Vigus hablamos de 5.410 mm de longitud máxima.

En esta categoría de pickups existen muchas opciones de compra, aunque de un tiempo a esta parte son las de origen chino las que han mostrado mayor dinamismo, tanto en el ámbito comercial como en el de nuevas incorporaciones. Pero al otro lado de la acera están las representantes de Japón, fabricadas en Tailandia buena parte de ellas, club de élite en cuyo salón principal hallamos a la Mitsubishi L200, Mazda BT50 y Toyota Hilux.

PARA ESTE NUEVO PRODUCTO LA MARCA OFRECE UNA GARANTÍA DE 3 AÑOS O 100.000 KILÓMETROS, Y DENTRO DE SUS MUCHAS CUALIDADES DESTACA LA CAPACIDAD DE CARGA QUE BORDEA LOS 900 KILOS. JMC MOTORS ACTÚA BAJO EL ALERO DE SK BERGÉ.

Para ser justos también enumeraremos a algunos exponentes del Dragón Asiático, de China, grupo en el que destacan las pickups Maxus T60, Jac T8, Great Wall Wingle 7, ZX Terralord, Changan Hunter y JMC Vigus por supuesto. Y justamente de este modelo nos referimos en la presente crónica, porque a la versión ya existente se le sumó una variante especialmente concebida para enfrentar las más agotadoras jornadas de trabajo, transportando carga y posando sus neumáticos en terrenos de alta complejidad.

Este nuevo producto se denomina Vigus Work, un apellido que le calza a la perfección y ahora explicaremos por qué. En primer lugar la capacidad de carga efectiva es de 845 kilos, mucho más que sus rivales, y el chasis está construido en una sola pieza moldeada bajo el agua, proceso que permite reducir la fatiga en los puntos donde se flecta el metal.

La suspensión fue reforzada, sobre todo el eje trasero, y en el vano frontal habita un brioso motor turbodiésel de 2.5 litros que produce 123 CV a 3.600 rpm y par máximo de 310 Nm desde las 2.000 vueltas por minuto; es un bloque con tecnología Isuzu. La transmisión es mecánica de cinco velocidades, ofreciéndose tracción integral en una de las dos versiones anunciadas por el representante de la marca en nuestro territorio, SK Bergé.

La lista de precios se abre en $9.990.000 (+IVA), un interesante número sin lugar a dudas, y en lo que respecta a equipamiento ambas variantes de Vigus Work incluyen los mismos ítems, entre los que destacan el doble airbag frontal, los frenos ABS, la jaula de seguridad, los sensores traseros, los estribos laterales, el aire acondicionado, el paquete eléctrico full, la pantalla táctil de 7”, y el volante multifunción regulable en altura.

JMC Motors es una marca que suma 70 años de actividad, un fabricante que se ha especializado en el desarrollo de vehículos destinados al ámbito laboral, una experiencia que por supuesto se nota al momento de examinar sus productos.