Ford Ranger Raptor | Mucho más que un apellido

El mercado automotor chileno sigue sumando novedades, a pesar de los problemas por todos conocidos. Y esta vez hablaremos de Ford, la firma estadunidense que hará enloquecer a los amantes de las aventuras off road con la Ranger Raptor, una recia camioneta cuyo precio bordea los 40 millones de pesos.

Por Leonardo Pacheco / Fotos Prensa Ford    

Si nos referimos a la variante Raptor como una familia, podemos decir que esta Ranger es la hermana menor de la F-150. Pero está claro que no cualquier producto puede portar el citado apellido, porque más allá de validar las credenciales genealógicas mediante equipamiento, también hay que hacerlo en el rigor de la ruta agreste.

Las virtudes de la F-150 Raptor están más que claras, y ahora le corresponde ganarse un espacio a la Ranger Raptor, a este nuevo ejemplar con el que Ford define su territorio para así evitar que los fabricantes rivales intenten ingresar a su feudo; al menos la F-150 Raptor no tiene competidores directos… y ese mismo beneficio debe obtener la Ranger.

Esta variante es más grande que la Ranger normal, presentándose con 5.398 mm de largo, 2.028 mm de ancho, 1.873 mm de alto y con una distancia entre ejes de 3.220 mm. Destacables son además sus capacidades off road, ámbito en el que se ofrece un despeje a piso de 283 mm, además de 32,5° de ataque, 25° de salida y 24° de cruce ventral; son datos muy interesantes y que definen la naturaleza de este producto.

Como podemos ver esta pickup cuenta con los aditamentos necesarios no solo para lucir aventurera, sino que para desempeñarse como tal. Está equipada con neumáticos All Terrain montados en llantas de 17”, la suspensión considera amortiguadores específicos, en los zócalos se ubicaron estribos (pisaderas), los arcos de ruedas están acentuados con resina negra, y la parte baja de la proa incluye una sólida placa protectora.

En el habitáculo no se queda atrás y su presentación se acerca bastante a lo que ofrece la F-150. La tapicería está ejecutada en cuero, mientras que el volante posee una empuñadura gruesa y deportiva, rematando la propuesta con el debido toque tecnológico de una pantalla táctil de 8” que brinda acceso a la plataforma Sync 3. La verdad es que se trata de un nivel de equipamiento concordante con la opción Limited, en sus elementos principales al menos, por lo que el listado se ajusta a compradores muy exigentes.

En lo que respecta a mecánica hay importantes novedades. La primera de ellas es la presencia de un poderoso motor biturbo diésel de 2.0 litros que produce 213 CV a 3.750 rpm y un torque de 500 Nm desde las 1.750 revoluciones; lo acompaña una transmisión automática de diez velocidades. Por supuesto que la tracción es integral con modalidades de uso contenidas en el dispositivo Terrain Management System, en el que se incluyen programas para enfrentar diferentes terrenos e incluso para elevar la deportividad u obtener un mayor empuje.

Casi está demás comentarlo, pero en un producto de esta índole y cuyo precio bordea los 40 millones de pesos los dispositivos de seguridad están a la orden y en una generosa ración. La Ranger Raptor dispone de seis airbags, controles de estabilidad, tracción, antivuelco y descenso, además de sensores y cámara trasera, alerta de mantenimiento de carril, asistente de precolisión, detección de peatones, frenos ABS+EBD, detector de fatiga y control de crucero inteligente, entre muchos otros ítems.