McLaren Senna Novitec | La receta para el inconformismo

El Senna fue creado por la firma de Woking para homenajear al legendario piloto brasileño, y debutó hace un par de años en el Festival de la Velocidad de Goodwood. Si bien este Mclaren se mueve en lo más alto de su categoría, para el preparador alemán Novitec sus 800 caballos no eran suficientes. 

Por Leonardo Pacheco / Fotos McLaren Internacional 

El Senna es una obra de arte de la ingeniería, un McLaren que supera todo lo conocido y que rivaliza con los ejemplares más veloces del mundo; pertenece a la Ultimate Series. Es un referente en su categoría, un muestrario de soluciones aerodinámicas con las que se obtiene el máximo aplomo en los circuitos, que es el hábitat natural de este bólido británico.

Quienes lo han conducido aseguran que exige un gran esfuerzo físico y que es lo más cercano que hay a un monoplaza de Fórmula 1. Para salir airoso de un trackday se debe tener buena musculatura de cuello y brazos fuertes,  porque de lo contrario las consecuencias se pagarán al día siguiente. Tomemos en cuenta que el Senna va de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y que cuatro segundos más tarde ya rueda a 200 km/h.

ESTA MARCA FUE FUNDADA EN 1963 POR EL PILOTO NEOZELANDÉS BRUCE MCLAREN, Y EN LA ACTUALIDAD ES LA RESPONSABLE DE UN EXITOSO EQUIPO DE FÓRMULA 1 Y DE CREAR LOS BÓLIDOS MÁS VELOCES Y ESPECTACULARES DEL MUNDO.

Originalmente el McLaren Senna, del que dicho sea de paso solo se han fabricado 500 unidades, cuenta con un motor central V8 biturbo de 4.0 litros que produce 800 CV, erogue a lo que se suman unos muy respetables 800 Nm de torque; la lubricación del bloque se realiza mediante cárter seco, lo que permite reducir el centro de gravedad. La tracción es trasera, con las debidas ayudas electrónicas por supuesto, mientras que la administración de la energía cinética está a cargo de un conjunto de doble embrague que suma siete velocidades.

La fibra de carbono es el material de rigor, en el monocasco de la carrocería y en los carenados internos. Como ya lo dijimos, la aerodinámica es uno de los aspectos más trabajados, llegando incluso a ubicarse la admisión del motor en el techo, para no interrumpir el flujo de turbulencia por los flancos.

Respetando su linaje

Ahora bien… ¿qué más podrían pedir los propietarios de un Senna? La respuesta es más potencia, porque está claro que 800 caballos no alcanzan a satisfacer las ansias de alto performance de esos pocos afortunados que pueden permitirse comprar un “juguete” de este tipo, y para ellos el preparador alemán Novitec ha creado una versión del Senna que deleita con nada menos que 902 CV.

Los ingenieros de Novitec modificaron la gestión electrónica, logrando con eso aumentar la potencia y de paso el torque, cifra esta última que pasó de 800 a 888 Nm. Merced a sus 902 CV se acortaron los tiempos de aceleración, quedando en 2,7 segundos el reprise de 0 a 100 km/h y en 6,5 segundos la medición de 0 a 200 km/h; la velocidad máxima se mantiene en 335 km/h… habrá que conformarse con eso dicen por ahí.

El excelente trabajo realizado por McLaren en el tema aerodinámico queda en evidencia al confirmarse que Novitec no realizó ajustes en los alerones y difusores, por lo que la variante modificada por el taller germano no luce distinta a las que egresaron desde la fábrica de Woking. Es un ejemplar exclusivo del que no se ha precisado el precio, al menos no en números exactos; se habla de 920 mil euros, entre lo que cuesta un Senna “estándar” y los componentes que son reemplazados por Novitec.